Qué gafas protegen contra UV y por qué elegir una gafa polarizada en lugar de una ahumada?

Trabajar en el exterior conlleva muchos riesgos debido a la exposición solar. Esta exposición afecta a nuestra piel, a nuestro cansacio y a nuestros ojos.

  • En las gafas con ocular claro, si el marcado empieza por 2 o 3, el producto protege contra rayos UV.
  • Todas las gafas ahumadas y polarizadas protegen contra rayos UV.
  • Se recomienda elegir un ocular polarizado o espejado si se trabaja en exterior con riesgo de deslumbramiento o en trabajos con reflejos en el agua, cristales u otros.

10 ventajas de las gafas de sol Polarizadas

  1. Visión sin reflejos.
  2. Nitidez y contraste superiores.
  3. Protección total frente a los rayos UV.
  4. Colores que tienen un aspecto más natural.
  5. Reducción de la fatiga ocular y mejora la capacidad de concentración al volante.

Estar expuesto al sol puede provocar quemaduras de retina, conjuntivitis, queratitis o incluso inducir la aparición de cataratas. La OMS advierte que se debe evitar la exposición solar desde las 10 de la mañana a las 4 de la tarde, y que debe tenerse especial cuidado con la exposición al sol durante esas horas. Es necesaria protección solar siempre que el índice UV prevea niveles de exposición de moderados a altos, por ejemplo un índice UV de 3 o superior.

Gafa 10389 polarizada

Gafas polarizadas para pesca, escalada, senderismo, trabajos marítimos, actividades deportivas acuáticas o conducción de máquinas y trabajos urbanos

Los especialistas y ópticos recomiendan siempre utilizar una gafa polarizada y antireflejante, con una montura de material ligero.
Además de proteger nuestros ojos de posibles golpes también facilitan la visión.
Es muy importante que la gafa sea de calidad, y que nos ofrezca protección contra la radiación ultravioleta nociva, ya que las radiaciones solares pueden producir daños que podrían resultar irreversibles.

Los peligros de la exposición de los ojos en montañismo y escalada

En la alta montaña la exposición a los rayos del sol aumenta un 10% aprox cada 1000 metros y los rayos del sol se vuelven especialmente nocivos. Además, cuando hay nieve esta refleja entre un 80 y un 90% la radiación.
En la montaña el sol siempre es un riesgo, esté el día soledado, cubierto o completamente nublado. Las nubes bloquean algunos rayos pero incluso con niebla, el 50% de la radiación traspasa y el riesgo es igual de alto que cuando el cielo está despejado.
A ello hay que sumar el frío y el viento a gran latitud, lo que hace fundamental utilizar una gafa de sol de alta calidad.

Las gafas de seguridad son EPI CATEGORÍA II

Las gafas de protección contra la radiación solar y polarizadas están categorizadas como EPI categoría II según el Reglamento de EPIS UE 2016/425. Como tal, las normas que se encargan de regular la protección contra la radiación solar son la EN166:2001 y la EN172:1995.

EN166:2001 – Protección individual de los ojos
Protectores individuales de los ojos utilizados para prevenir daños o alterar la visión frente a impactos.

EN172:1995 – Filtro de protección solar para uso laboral
Protegen al usuario de la radiación solar, aumentando la comodidad y la percepción visual. Presentan absorción de la radiación visible y UV. Además, el nº de código designará de mayor a menor escala, el coeficiente de transmisión espectral para las radiaciones.
El filtro polarizante impide el paso de la luz que se refleja en los objetos.

Otros marcajes importantes en la gafa de protección ¿Cómo saber si una gafa de sol es polarizada y está certificada?

Las gafas llevan otras letras y marcajes obligatorios en su ocular y montura, en función del rango de protección. Es muy importante conocerlos bien para elegir el EPI más adecuado

Si aún no estás totalmente seguro, acerca tu gafa polarizada al ordenador o a un dispositivo electrónico que emita luz, sujetándola por ambas varillas, gíralas 60 grados y si la imagen se oscurece a través de ellas, podemos afirmar que las lentes son polarizadas!