Son las gorras antigolpe un EPI?

Lo son. Las gorras de seguridad antigolpes o gorras de protección laboral están homomologadas como EPI categoría II y se definen como gorras de protección anti golpe, destinadas en la industria a proteger la cabeza cuando choca con objetos duros e inmóviles, pudiendo provocar lesiones u otras heridas superficiales al que lo lleva. Están principalmente destinadas para uso en interiores y no están destinadas a proteger contra los efectos de caída de los objetos, por lo que en ningún caso deben sustituir un casco de protección para industria, según la norma EN397.

Norma EN812:2012: cascos contra golpes para la industria

  • Protegen contra golpes contra objetos inmóviles. No están destinados a proteger contra la caída de objetos.
  • Sus principales requisitos son:
    • Protección contra choques. Caída percutor redondo de 5 kg desde 25 cm sobre parte frontal y trasera. F < 15 kN.
    • Resistencia perforación: Percutor agudo de ½  kg desde ½  m de altura. No contacto con cabeza.

¿Cuándo usar una gorra antigolpe según el estándar EN812 y cuándo un casco de obra según la EN397?

Las gorras de protección tienen su hueco en el mundo laboral y debemos saber cuándo es más apropiado utilizarlas y cuándo debemos elegir un casco de protección para la industria (EN397).

El uso de uno u otro dependerá de cada circunstancia y tarea a realizar. Las gorras no están diseñadas para absorber impactos por caída de objetos, de hecho el casco de obra tiene área de absorción y la gorra no.

Por lo que, y al margen de evaluación de riesgos, se recomienda usar las gorras de protección en trabajos en interior, cuando las obras están ya casi terminadas (ejemplo pintores, fontaneros, yeseros, etc), o para tareas de mantenimiento.

La mayoría de trabajadores que usan la gorra antigolpes, luego no quieren oir hablar de los cascos, porque son más ligeras, transpirables y muy cómodas.

Otras normativas para la protección de cabeza: EN397, EN12492 y EN50365

EN397: Cascos de protección para la industria

Son los cascos convencionales. Están formados por una carcasa exterior y un arnés de suspensión en el interior, y protegen al usuario de caídas de objetos en la parte superior de la cabeza. Sus requisitos son:

  • Absorción de impactos: Percutor de 5 kg desde 1 m de altura. F < 5 kN.
  • Resistencia perforación: Percutor afilado de 3 kg desde 1 m de altura. No contacto con cabeza.

EN12492: Cascos para montañeros

Son cascos destinados al montañismo. Están equipados con un sistema de sujeción para mantener el casco en su lugar. Cuando un casco está certificado para montañero, podría estarlo también según la EN397 para industria, y ser usado también en trabajos de altura y otras aplicaciones. Sus requisitos son:

  • Absorción de impactos: Protección contra choques en la cima (percutor plano 5 kg desde 2 m), en zona frontal (percutor plano desde ½ m), en lateral ( percutor plano desde ½ m), zona trasera (percutor plano desde ½ m). F < 10 kN
  • Resistencia a la penetración: Percutor cónico 3 kg desde 1 m. No contacto en la cabeza.
  • Sistema de sujeción

EN50365: Cascos dieléctricos

Este tipo de cascos siguen el estándar EN397 para industria (ofrecen protección contra los golpes y la caída de objetos) y aparte están certificados para riesgo eléctrico. Son cascos eléctricamente aislantes para utilización en instalaciones de baja tensión. Previenen del paso de una corriente a través del usuario entrando por la cabeza.
Se usan en trabajos en tensión o en la proximidad a partes en tensión en instalaciones de hasta 1000 V en corriente alterna o 1500 V en corriente continua.

Otros marcados adicionales en los cascos de protección: ensayos opcionales:

• 20°C o -30°C: Resistencia a muy baja temperatura
• +150°C: Resistencia a muy alta temperatura
• 440 Vac: Aislamiento eléctrico
• LD: Resistencia a la deformación lateral
• MM: Resistencia a las salpicaduras de metal fundido